Conferencia: Fisioterapia para Músicos

Conferencia: “Fisioterapia para músicos. Corrección postural. Tratamiento de lesiones.”

La semana pasada realicé una conferencia de Fisioterapia para músicos en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid.

Expliqué los riesgos que tiene éste colectivo en sufrir patologías musculoesqueléticas relacionadas con su práctica musical. Realizan movimientos repetitivos durante horas y en posiciones mantenidas.

Cada músico, individualmente, tiene una postura corporal diferente. Dependiendo del instrumento que interprete, esta postura se verá alterada. Si tocan durante horas en una postura inadecuada el riesgo de lesión se multiplica.

Es importante analizar la postura corporal del instrumentista con y sin el instrumento para posteriormente realizar un trabajo específico con el objetivo de corregir dichas posturas y  movimientos lesivos.

Los alumnos tomaron conciencia de la  importancia de la prevención para evitar dichas lesiones.

  • Juntos realizamos un buen calentamiento global involucrando al cuerpo entero, también calentamientos más específicos, como los que aprendieron los instrumentistas de viento (ejercicios de calentamiento de la boca y lengua), o ejercicios específicos para calentar las manos y musculatura de los antebrazos útiles para todos los instrumentistas.
  • Hicieron ejercicios de conciencia corporal y aprendieron lo esencial que es  una buena sedestación para tocar sin tensiones y con buen control corporal en todo momento.

El objetivo de la conferencia fue acercar a los músicos una fisioterapia especializada en ellos, de hacerles ver la importancia de mantener saludable su cuerpo para que puedan durante muchos años seguir tocando y disfrutando con la práctica instrumental.

 

“Afina tu instrumento más preciado, tu cuerpo”.  Fisioterapia Apolo.

¿Qué son las hernias discales?

HERNIAS DISCALES, ¿QUÉ SON?

La columna vertebral está formada por 7 vértebras cervicales, 12 torácicas, 5 vértebras lumbares y el hueso sacro y coxis.

Entre las vértebras se encuentran unos discos cartilaginosos cuya función es el sostén y la amortiguación. Estos discos cartilaginosos están formados un anillo fibroso que rodea el núcleo, que es una sustancia gelatinosa formada por casi un 90% de agua. La función del disco intervertebral está diseñado para soportar las cargas de la columna vertebral.

 

¿Qué pasa si se rompe este anillo fibroso?

Cuando se producen cambios degenerativos o traumáticos en las vértebras se rompe este anillo fibroso dando lugar a:

  • fisura: se rompe el anillo fibroso
  • protusión: se rompe y una parte del disco sale fuera de su localización
  • hernia discal: el contenido del  disco sale hacia el exterior comprimiento estructuras nerviosas generando dolor, entumecimiento que recorre la pierna (en caso de hernia lumbar) o el brazo (en hernia cervical), sensación de calambre, pérdida de sensibilidad y en los casos más graves pérdida de fuerza.

 

Tratamiento:

Mediante la fisioterapia:

  • Se trabaja desde la prevención, enseñando una higiene postural correcta en las actividades de la vida diaria, en la sedestación prolongada, malas posturas, movimientos repetitivos de flexión de tronco, carga de peso inadecuados, eliminando por tanto el riesgo de producir las hernias discales.
  • Disminuye la sintomatología.
    • La inestabilidad lumbar está directamente relacionada con la lumbalgia y con el tiempo puede progresar a una hernia discal. ​En la actualidad cientos de estudios han demostrado que la estabilidad de la zona lumbar depende de la musculatura del grupo abdominal y de la pelvis, estos ejercicios son altamente efectivos y seguros para todo tipo de personas, se ha popularizado como el “Entrenamiento del CORE” el cual es aplicado obteniendo grandes resultados en pacientes con hernias discales post-quirúrgicas y que padecen de una lumbalgia.
    • Movilidad y flexibilidad lumbar: Se debe tener un equilibrio entre estabilidad y una correcta movilidad en la columna lumbar, ya que si es muy rígida también aumenta la probabilidad de lesión sobre la zona lumbar, por esto también se recomiendan ejercicios de movilidad pélvica y flexibilidad lumbar.

En casos más graves, donde exista:

  • una pérdida de fuerza,
  • electromiografía con signos de afectación de la raíz.
  • Resonancia magnética con lesión objetiva.
  • Pérdida del control de esfínteres (incapacidad para controlar la orina o heces).

El tratamiento es la cirugía.

La fisioterapia actuará tras la cirugía, con los objetivos de:

  • Disminuir el dolor.
  • Reducir la hipertonía de la musculatura lumbo-pélvica. 
  • Postura general correcta.
  • Eliminación de la lumbalgia y la irradiación a piernas. 
  • Ganar funcionalidad en las actividades de la vida diaria. 

    Las técnicas aplicadas para conseguirlos serán:

1. Masoterapia o masajes: para reducir dolor, relajar musculatura.

2. Tratamiento de la cicatriz para disminuir las adherencias y evitar retracciones de tejidos.

3. Electroterapia con corrientes analgésicas, TENS.

4. Magnetoterapia para aumentar la nutrición de los tejidos y analgesia.

5. Termoterapia: el calor ayudará a mejorar la circulación en los tejidos y relajará la musculatura. (Ej.: infrarrojos).

6. Ejercicios en seco y en piscina. La piscina ayudará a perder el miedo a moverse debido a la propiedad de desgravitación del agua, y la temperatura relajará los músculos. Para la corrección de cifosis dorsal baja. Fortalecer músculos.

7. Estiramientos

8. Ejercicios de estabilización lumbar

 

 

 

Bibliografía:https://www.fisioterapia-online.com/

Lesiones de los instrumentistas de cuerda frotada

¿Que lesiones son más comunes en los instrumentistas de cuerda frotada?

 

En cuanto a los intérpretes de cuerda frotada como son los violinistas, las localizaciones más frecuentes de sufrir lesiones son el cuello y la articulación témporomandibular, debido a la flexión prolongada de la cabeza y el hombro que se necesita para sostener el violín [1].

La posición de la cabeza para sujetar el violín produce espasmos musculares y compresión nerviosa viéndose afectada la columna cervical.

Los brazos están en una posición constante de flexión, abducción y rotación externa con supinación del antebrazo izquierdo, es decir, una postura muy forzada que puede producir bursitis y tendinopatías de los músculos del hombro.

Es por esto, que los instrumentistas de cuerda frotada  como violín, viola, violonchelo y contrabajo, requieren de una buena musculatura en la cintura escapular para conseguir una buena estabilidad y evitar que se produzcan lesiones musculoesqueléticas.

Los músicos que tocan la viola refieren más dolor en el hombro y antebrazos que los que tocan el violín ya que se relaciona con el mayor peso y tamaño de la viola. En ambos predominan las tendinitis en el miembro superior y síndromes compresivos.

La mano izquierda del violinista presenta el doble de problemas que la mano derecha debido a que requiere una posición menos ergonómica de muñeca y dedos al ejecutar los movimientos. La mano izquierda presenta síntomas de sobreesfuerzo por su posición en extensión y desviación cubital.

Además, el mantenimiento de la postura en sedestación mientras ensayan durante un largo periodo de tiempo, representa un factor considerable para el desarrollo de lesiones, ya que incrementa el esfuerzo muscular para mantener la postura y reduce a su vez el flujo de sangre,  factores que favorecen la aparición de procesos dolorosos. Esta sedestación en violinistas, requiere una rotación pélvica, aumento de la lordosis lumbar y rotación hacia la derecha, rectificación torácica, elevación de hombros y codos, cabeza en lateroflexión y rotación izquierda [2].

En cuanto al violonchelo: la técnica de paso de arco con la mano derecha manteniendo el brazo izquierdo más estable provoca un desequilibrio de inclinación lateral derecha de la cabeza. Esta inclinación de la cabeza va acompañada también por una inclinación de los ojos pudiendo llegar a alterar el equilibrio postural del músico.

Es frecuente que aparezca giba en estos músicos y como compensación de la postura la pelvis no esté neutra sino que se encuentra en retroversión.

Según aumenta la destreza y el estudio ya no hace falta mirar tanto su mano izquierda y por lo tanto no inclinar tanto la cabeza.

 El contrabajista tiende a bajar el hombro derecho, tanto si toca con arco como sin él. Suele sobrecargar alguna de las dos piernas por el peso en exceso que recibe, la de apoyo y el tibial anterior del pie que lleva el pulso. Es necesario el correcto reparto de peso entre las dos piernas.

Para pasar el arco de forma correcta hay que valorar la inclinación del instrumento en relación con el tamaño del músico y decidir si colocarse de forma lateral y perpendicular o detrás del contrabajo y de forma más paralela. El paso del arco con requiere una posición del hombro, antebrazo y muñeca forzadas.

Los contrabajistas que interpretan en sedestación se quejan de dolor en zona dorsal alta y cervicales, por lo que es importante con ellos el trabajo de reeducación postural. [3]

 

En definitiva, los instrumentos de cuerda frotada generan múltiples posturas asimétricas que aumentan el riesgo de padecer lesiones, por lo que es importante que realicen semanalmente actividad deportiva para mantener la musculatura preparada, un buen calentamiento antes de ponerse a tocar el instrumento y estiramientos analíticos y globales después de tocar.

 

Referencias bibliográficas:

Trabajo fin de grado fisioterapia. Patologías musculoesqueléticas de los músicos. UCM. Saro  Jené, Elena.

 

  1. Almonacid-Canseco G, Gil-Beltrán I, López-Jorge I, Bolancé-Ruiz I. Trastornos músculo-esqueléticos en músicos profesionales: revisión bibliográfica. Med Segur Trab (Internet) 2013;59:124-145..
  2. Moraes GFS, Papini AA. Musculoskeletal disorders in professional violinist and violist. Systematic review. Acta Ortop Bras. 2012;20(1):43-7.
  3. Tratamiento y formación para artistas.

 

 

Di NO al intrusismo sanitario

Tramitadas más de 80 denuncias por intrusismo en 2017

El Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid (CPFCM) tramitó en 2017 un total de 82 denuncias contra falsos profesionales que ejercían sin titulación sanitaria y se publicitaban de forma engañosa, entre otros.

Las técnicas de fisioterapia solo pueden ser aplicadas por un profesional con la titulación correspondiente, “existen múltiples casos de falsos profesionales que ofrecen tratamientos sin titulación o con una formación insuficiente con cursos de varias horas o incluso que han sido impartidos a distancia”, explica el secretario general del Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid, José Santos.

Pero ¿qué diferencia hay? 

El fisioterapeuta es un profesional sanitario con formación universitaria. Sus competencias quedan recogidas en la Ley de Ordenación de Profesiones Sanitarias. La titulación ostentada es la de Grado en Fisioterapia (4 años). 

Como profesional universitario su formación está garantizada por un Título Oficial, con las garantías de contenidos y horas de prácticas obligatorias que ello conlleva ( más de 4000 horas).
Posterior a sus estudios universitarios, su formación se ve enriquecida con formación continuada en las técnicas y métodos más novedosos, siempre al amparo del aval que le proporciona pertenecer a la comunidad científica.
El fisioterapeuta puede ofrecerle múltiples soluciones a sus problemas de salud, garantizando siempre su seguridad, fiabilidad y eficacia.

¿Y a qué me expongo si me trata un falso terapeuta, un osteópata sin titulación o un masajista?

  • Los masajistas han obtenido la titulación en un curso semipresencial o presencial con una duración menor a 1 año, y por lo cual, no están capacitados para tratar patologías ni dolencias.
  • Su titulación les permite realizar masajes dirigidos fundamentalmente al bienestar y confort del usuario.
    Utilizan, por lo tanto, el masaje con fines relajantes, reductor, circulatorio… relacionados con la estética corporal, sin fines terapéuticos.
  • Tanto los osteópatas sin titulación regulada (deben ser fisioterapeutas para poder cursar osteopatía en el marco legal) como masajistas, no están avalados por la ley y por tanto no disponen de un seguro de responsabilidad.

Por que, te expones a que en caso de accidente o reclamación no te puedan asegurar pues no disponen de seguro de responsabilidad. Además pones en riesgo tu salud pues no tienen una formación suficiente para garantizar fiabilidad y seguridad en la terapia.

Recuerda:

La fisioterapia es una profesión avalada por la ley con Colegio de Fisioterapeutas en cada provincia y con seguro de responsabilidad.

Con tu salud no te la juegues, elige y exige siempre un fisioterapeuta titulado.

Lesiones de los instrumentistas de viento

Fisioterapia para músicos

¿Cuáles son las PATOLOGÍAS DE LOS INSTRUMENTISTAS DE VIENTO?

 Los instrumentistas de Viento son susceptibles de sufrir lesiones en el pulgar, las manos, muñecas y en la articulación temporomandibular.

 

En los instrumentistas de viento madera, las áreas más afectadas son las manos, las muñecas y los músculos flexores intrínsecos y extrínsecos de los antebrazos. Casi todos padecen síntomas inflamatorios en la mano derecha, sufriendo especialmente el pulgar ya que es éste el que soporta el peso del instrumento.

Por ejemplo:

  • Los clarinetistas tienden a lesionarse los músculos de la muñeca derecha y los ligamentos colaterales radiales del pulgar, así como los ligamentos carpo-metacarpianos de la base del pulgar.
  • Los flautistas presentan en mayor medida procesos inflamatorios como la tenosinovitis de Quervain y  puntos gatillo [1].

 

Fisioterapia para músicos
Fisioterapia a domicilio, fisioterapia para músicos

 

Instrumentistas de viento metal sufren lesiones en el orbicular de los labios y articulación témporomandibular [2]. Es común en trompetistas la ruptura de este músculo orbicular o “síndrome Satchmo” debido a la alta presión que se requiere al tocar la trompeta. Otros instrumentos, como el trombón, también aumentan la vulnerabilidad de padecer dicha patología. Este síndrome fue descrito por primera vez en 1982  por el Dr. Planas.

El nombre “Satchmo” es el apodo que recibía el célebre trompetista de jazz, Louis Armstrong, quien sufrió ésta lesión que le obligó a dejar de tocar la trompeta durante un tiempo y comenzar a cantar.

En los instrumentos de viento metal, el sonido se produce al adaptar los labios del músico a la boquilla herméticamente y, haciendo vibrar los mismos dentro de ésta, se produce un sonido que luego es amplificado por el propio instrumento.

Sin embargo, en los instrumentos de viento madera la vibración es producida por una lengüeta que se encuentra en la boquilla al soplar por ella por lo que la incidencia es mayor en instrumentistas de viento metal debido a la embocadura, y afecta tanto a los labios como a la capacidad de contracción del orbicular y a los dientes que producen el apoyo [3].

 

Referencias bibliográficas:

Trabajo fin de grado fisioterapia. Patologías musculoesqueléticas de los músicos. UCM. Saro  Jené, Elena.

  1. Cebriá MA, Pérez-Soriano P, Igual C, Llana-Belloch S, Cortell-Tormo JM. Playing-related musculoskeletal disorders in woodwind, brass and percussion players: a review. Hum. Sport Exerc. 2010;5(1):94-100.
  2. Chan C, Ackermann B. Evidence- informed physical therapy management of performance-related musculoskeletal disorders in musicians. Biomedical Science 2014;5:706.
  3. Maneiro F. Ruptura del músculo orbicular de los labios en un músico de viento (síndrome de Satchmo), a propósito de un caso. Med Segur Trab (Internet) 2014;60(237):779-785

¿Qué lesiones padecen los músicos?

LESIONES DE LOS MÚSICOS

Son muchos los músicos de alto nivel que sufren a lo largo de su carrera profesional algún tipo de trastorno musculoesquelético.

 

Aproximadamente el 50% de ellos sufre algún trastorno de este tipo a lo largo de su carrera profesional [1] y en torno al 12% de ellos acaban abandonando su carrera de forma permanente [2]. Esto es debido a la gran complejidad neuromuscular y al alto nivel de maestría que exige la interpretación y práctica instrumental [1].

Ésta dedicación a nivel profesional requiere un sistema sensoriomotor bien desarrollado y un buen sistema neuromuscular. Éste se perfecciona practicando durante horas cada día y entrenando los movimientos requeridos y técnicas durante años [3] .Precisa el más alto control del sistema musculoesquelético y de las habilidades motoras finas [4] .

 

 

A medida que el intérprete avanza en sus habilidades, su dedicación y esfuerzo aumentan progresivamente.  Así pues, estos profesionales trabajan con un alto estrés físico, y como consecuencia, hacen al sistema neuromuscular más susceptible de sufrir lesiones [4].

 

Los síntomas que refiere el instrumentista independientemente del nivel profesional son:

  • dolor
  • fatiga
  • pérdida de control
  • entumecimiento
  • hormigueo
  • otros síntomas que interfieran en la práctica instrumental

Estos síntomas se engloban bajo el término trastorno musculoesquelético relacionado con la práctica (PRMD)[1].

Los síntomas musculoesqueléticos más frecuentes se localizan en la espalda, cuello y miembro superior y son comunes en los músicos de diferentes niveles. [1,5]. Dependiendo del instrumento que interpreten tendrán tendencia a padecer una patología musculoesquelética diferente. La localización de los síntomas  variará en función de la ergonomía del instrumento y del control muscular del músico.

 

 

Los trastornos musculoesqueléticos son muy frecuentes en músicos profesionales. En el 2006, en el Real Decreto se aprueba el cuadro de enfermedades profesionales en el sistema de la Seguridad Social. Sin embargo, este grupo de patologías en los músicos no se encuentra incluido dentro del  cuadro español de enfermedades profesionales [1].

 

 

Referencias bibliográficas:
Trabajo fin de grado fisioterapia. Patologías musculoesqueléticas de los músicos. UCM. Saro  Jené, Elena.
  1. Almonacid-Canseco G, Gil-Beltrán I, López-Jorge I, Bolancé-Ruiz I. Trastornos músculo-esqueléticos en músicos profesionales: revisión bibliográfica. Med Segur Trab (Internet) 2013;59:124-145.
  2. Kaufman-Cohen Y, Ratzon N. Correlation between risk factors and musculoskeletal disorders among classical musicians. Occupational Medicine 2011;61:90-95.
  3. Chan C, Ackermann B. Evidence- informed physical therapy management of performance-related musculoskeletal disorders in musicians. Biomedical Science 2014;5:706.
  4. Steinmetz A, Möller H, Seidel W, Rigotti T. Playing- related musculoskeltal disorders in music students-associated musculoskeletal signs. Eur J Phys Rehabil Med 2012;48:625-33.
  5. Paarup M, Baelum J, Holm JW, Manniche C, Wedderkopp N. Prevalence and consequences of musculoskeletal symptoms in symphony orchestra musicians vary by gender: a cross-sectional study. BMC Musculoskeletal Disrders 2011;12:223.

 

Conciencia postural con el instrumento

Conciencia postural con el djembé

La semana pasada hicimos un taller con la escuela etnopercusión en uno de sus encuentros anuales donde se reunen percusionistas de todos los niveles.

Tuvimos la oportunidad de trabajar con ellos la importancia de la postura al tocar el djembé, el calentamiento antes de comenzar a tocar y los estiramientos posteriores.

Además trabajamos la conciencia corporal de nuestro cuerpo, aprendiendo a sentir que partes de nuestro cuerpo son las que implicadas en tocar nuestro instrumento y cuales debemos dejar relajadas.

Aprender a tocar sin tensión, con la musculatura adecuada y con un buen posicionamiento corporal es vital para:

  •  mejorar la calidad de nuestro sonido
  • ganar agilidad en los movimientos
  • evitar lesiones comunes en percusionistas como  cervicalgias, lumbalgias y tendinopatías.

 

 

Postura al tocar el djembé: elevar el asiento para tener la cadera por encima o al mismo nivel que las rodillas y así favorecer la postura erguida. Si el djembé es muy bajo pondremos debajo unos cojines para elevarlo, si el djembé es muy alto tendremos que elevar nuestro asiento.

Calentamiento: es importante antes de tocar realizar un calentamiento haciendo movimientos amplios con los hombros y muñecas. Si a la vez damos saltos mejoraremos la irrigación de todo nuestro cuerpo al mover nuestras piernas y de esta forma el calentamiento será más efectivo.

Estiramientos posteriores: después de tocar debemos estirar la  musculatura que hemos estado trabajando, tendremos que estirar los flexores y extensores de codo, bíceps y pectoral.

Si llevamos estos consejos a cabo evitaremos padecer lesiones musculoesqueléticas.

 

 

Tendinopatía aquílea

Tendón de aquiles

En este vídeo podemos observar una ecografía del tendón de aquiles.

El tendón de aquiles es el tendón más grueso del cuerpo pero a su vez el tendón que más se lesiona debido a la torsión de sus fibras al insertarse en el hueso calcáneo.

Es común la tendinopatía aquílea entre corredores y saltadores especialmente.

El síndrome clínico se caracteriza por:

– Dolor

– Hinchazón (difusa o localizada)

– Problemas de rendimiento.

El dolor se localiza en el talón  y a lo largo del tendón al caminar o al correr. Por la mañana puede sentirse el área dolorosa y rígida. El tendón puede doler al tacto o al moverlo y el área puede estar hinchada y caliente.

Es  importante inspeccionar la pisada ya que una excesiva pronación del pie favorece esta tendinopatía.

El tratamiento incluye variedad de terapias como terapia manual, ejercicios excéntricos, vendajes…

Si el tratamiento convencional no consigue su objetivo entonces podemos acudir a técnicas invasivas como la electrolisis percutánea ecoguiada.

Calentamiento y estiramientos para músicos

Calentamiento y estiramientos para músicos:

Los músicos interpretan su instrumento varias horas al día realizando movimientos repetitivos que aumentando el riesgo de sufrir lesiones musculo esqueléticas. Por eso en este artículo vamos a enseñar los principales estiramientos y ejercicios de calentamiento que debería hacer el músico siempre antes de comenzar a tocar.

Calentamiento:

Es importante calentar las articulaciones y músculos que vamos a emplear en nuestro instrumento. Si enfocamos el calentamiento a las piernas favoreceremos el retorno de sangre a todo el cuerpo y el calentamiento será más eficaz.

Por lo tanto, empezaremos con saltos abriendo y cerrando los brazos, saltos realizando giros con los brazos hacia delante y por último saltamos girando los brazos hacia atrás. Cada uno de estos ejercicios los realizaremos con inspiraciones y espiraciones profundas y lentas.

Seguimos el calentamiento realizando movimientos con las muñecas y con todos los dedos como podemos ver en esta imagen:

 

Imagen: vía: http://Calentamiento y estiramientos para músicos

Estiramientos:

Por último, antes de tocar y después es necesario hacer  estiramientos de la musculatura implicada quedándonos en cada posición de estiramiento al menos 30seg:

  1. Estiramos la musculatura flexoextensora del antebrazo.
  2. Agarramos el codo izquierdo con la mano derecha y tiramos hacia atrás. Estiraremos el triceps izquierdo. Después de 30seg cambiamos de lado.
  3. Estiramos el deltoides cruzando el brazo por delante del pecho y tirando hacia atrás.
  4. Relajaremos la musculatura de la espalda de rodillas, brazos por delante intentando estirarlos al  máximo.
  5. realizamos el mismo estiramiento pero pasando un brazo por debajo del pecho estirando al máximo el que nos ha quedado estirado.
  6. Con las piernas abiertas, nos cogemos los brazos por detrás de la espalda y flexionamos el tronco.
  7. Relajaremos la musculatura del cuello realizando movimientos hacia los lados, primero hacia un lado y luego hacia el otro.
  8. Después haremos movimientos hacia arriba y hacia abajo.
  9. Por último intentaremos acercar la oreja hacia el hombro sin levantar este último y aguantaremos la posición 30seg. Cambiamos de lado.
  10. Estiramos con los dedos índices nuestra comisura del labio e intentarmos dar un beso al aire. 15seg.
  11. Abrimos la mandíbula al máximo. 15seg
  12. Tumbados en el suelo, colocamos las piernas en una silla con ángulo de 90º. Intentamos crecer como si nos tirasen de un hilo que sale del centro de nuestra cabeza notando el estiramiento por el cuello y espalda y aguantamos la posición 1min.

 

Imagen y estiramientos vía http://Calentamiento y estiramientos para músicos

Dormir mejor

Consejos para dormir mejor

Pasamos tantas horas en la cama que es importante saber si lo hacemos de la manera adecuada. ¿Sabemos dormir bien?

 

¿Cómo debe ser el colchón? ¿Con qué almohada debo dormir?

Son preguntas frecuentes que nos hacemos y vamos a resolverlas.

El colchón  debe ser de dureza media, firme y adaptable a nuestro cuerpo para asegurarnos de evitar tener presiones excesivas que nos impidan descansar. Para mantener un colchón en buen estado y con sus propiedades, éste no debe tener más de 10 años.

La almohada es un elemento indispensable para no sufrir lesiones en el cuello. Para ello la almohada nos asegura que el cuello quede alineado con el resto de la columna. Por lo tanto ésta no debe ser muy elevada y dura, ni baja y blanda. Cuando dormimos boca arriba es fundamental usar almohada para evitar que se nos arquee la columna cervical y nos produzca lesiones.

¿En qué postura debo dormir?

Las mejor postura para dormir es de lado. Es la posición más saludable ya que respeta las curvas fisiológicas de la columna vertebral, para mejorar esta postura se recomienda un pequeño cojín entre las piernas a la altura de las rodillas.

Dormir boca arriba es otra opción aunque siendo menos aconsejada que la anterior, no es perjudicial para la espalda. Se debe colocar un cojín o almohada bajo las rodillas para flexionarlas ligeramente  y así evitar que la columna lumbar se arquee.

Dormir boca abajo está desaconsejado ya que produce un aumento de la curvatura lumbar aumentando la tensión muscular de la espalda y comprimiendo estructuras nerviosas y vasculares. Además esta posición nos obliga a girar el cuello durante horas produciendo contracturas cervicales. Podríamos mejorar la postura si ponemos un cojín bajo el abdomen para disminuir la curva lumbar.

 

postura-correcta-para-dormir

 

Y por último, que no se nos olvide que para conseguir un cuerpo descansado es fundamental dormir al menos 8 horas al día!!

Todos estos consejos nos los muestra el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid y los resume en este vídeo:

Artículo sacado de: fisioterapia saludable, CPFCM. Imagen de Jocca.es